Si quieres aprender cómo hacer una carta formal has llegado al lugar indicado, ya que en este artículo te explicaremos qué es y cuál es la mejor forma de hacerla para que esta pueda cumplir con tus expectativas y con las de la persona que la recibe.

Para que una carta formal pueda ser exitosa, es necesario tener presenten los distintos elementos que la componen, además de que la escritura tiene que estar muy bien cuidada, así como las fórmulas de cortesía que tienen que usarse durante la redacción de este tipo de cartas.

Para que puedas tener toda la información que necesitas sobre cómo redactar una carta formal sólo tienes que leer esta guía que hemos preparado para ti.

Cómo redactar una carta formal

La estructura de una carta formal es muy importante, ya que es la que le da forma a la carta, motivo por el que conocer la estructura correcta y tenerla en cuenta en el momento de hacer la carta es de suma importancia. A través de estos pasos, cumpliendo esta serie de requisitos de una carta formal podrás hacer que el mensaje se pueda expresar de forma clara y breve.

  1. Encabezado: En todas las cartas se tienen que agregar los datos de la persona que está enviando la carta, así como la información de la persona que la está recibiendo. Así desde un inicio quedará claro quién envía la carta y para quién es.Normalmente en la parte superior derecha se agregan los datos en los que debe aparecer el nombre de la empresa (si es el caso), tu nombre y la dirección postal o de correo electrónico.
  2. El tiempo y el lugar: justo debajo de los datos se tiene que poner la fecha y la ciudad desde la que se está escribiendo la carta. Se coloca debajo de los datos, pero del lado izquierdo.
  3. Identificación del destinatario: en un párrafo distinto y debajo de la fecha se tiene que especificar la información del destinatario. Como se supone que son conocidos, se puede evitar escribir los datos de contacto, por eso suele bastar con su nombre. A un lado del destinatario se tiene que escribir el departamento y el cargo que se desempeña.
  4. El asunto: no suele verse bien adornar mucho el asunto y dar un trato excesivamente respetuoso. Lo mejor en estos casos suele ir directo al grano, respetuosamente. Es por eso que se recomienda que en las primeras líneas de la carta se pueda conocer el asunto de la misma.
  5. Despedida: de la misma forma que con el asunto, se recomienda que la despedida sea cordial y corta. Por ejemplo, puede ser “un cordial saludo” o simplemente “un saludo” a un lado de tu nombre. Aquí no hace falta que se ponga el segundo apellido o el cargo que desempeñas. Agregar esto simplemente sería repetir información.

Ahora ya sabes cómo escribir una carta frontal, por lo que no deberías tener problemas pudiendo escribir la carta de forma correcta, sobre todo si terminas de leer el artículo.

Cómo empezar una carta formal

Saber cómo iniciar una carta formal es muy importante, ya que esto marca la primera imagen que el lector tendrá sobre la carta.

Una carta formal tiene un orden bien estructurado, aunque lo cierto es que para muchos no hay un modelo que puedas copiar como tal. Por ejemplo, el membrete suele ser una causa de discusión debido a que muchas personas aseguran que este debe de ir del lado izquierdo, pero otras personas afirman que este debe estar al centro o a la derecha. Sólo se está de acuerdo en que deben de estar de lados opuestos.

Sin embargo, la mayoría consideran que hay una estructura común que debe tener al separar su estructura en tres secciones:

  1. El encabezamiento o exordio
  2. La exposición o cuerpo
  3. La despedida

Siguiendo esta simple estructura es más fácil saber cómo se tiene que hacer, comenzando por los saludos en una carta formal y terminando por una despedida. Así, la colocación de los elementos no termina siendo lo más importante, sino que importa más el hecho de que tenga una estructura correcta.

Es normal que los lectores de las cartas no tengan problemas al adaptarse a la disposición del escritor. Aún hay una gran cantidad de protocolos que tienen que seguirse respetando hoy en día, así que vale la pena tomarse la molesta de recordarlos todos y saber qué tiempo es el adecuado para la ocasión. En cuanto al formato que debe de tener el comienzo de la carta, debe contar con estos 5 elementos:

  1. Membrete: estos son los datos de la persona que está redactando la carta. Generalmente se muestra en la parte superior izquierda o en el centro.
  2. Destinatario: aquí se deben de agregar los datos de la persona que está recibiendo la carta. Normalmente estos se colocan en la parte derecha, un poco más abajo que el membrete.
  3. Fecha y lugar: se coloca abajo del destinatario y normalmente se agrega la ciudad desde la que se está escribiendo la carta.
  4. Encabezado: debes dirigirte siempre de forma cortés y educada en la carta. Comenzando a hablarle de forma educada.
  5. Introducción: aquí comienza la parte del bloque centrar de la carta. Se puede hacer en forma de saludo o explicando el motivo por el que se decidió escribir y enviar la carta.

Consejos para la redacción de una carta formal

A lo largo del artículo ya hemos dado información sobre cómo se hace una carta formal, pero queremos destacar algunos consejos que te pueden ser de mucha utilidad para que la carta quede lo mejor posible.

Estos consejos están basados en ciertas características que son fundamentales dentro de una carta formal, de forma que son de gran ayuda para saber cómo redactar una carta formal correctamente. Esto es de mucha utilidad para que cumplas requisitos de calidad en cuanto a la escritura de la carta.

  • Debe ser clara: la claridad visual es muy importante dentro de cualquier carta, sobre todo en las cartas formales. La claridad semántica también es bastante importante, así que debes tener mucho cuidado con la redacción.
  • Una buena estructura: es muy importante colocar bien todos los elementos de la carta, teniendo en cuenta el orden que debe seguir una carta formal.
  • Mantenerla sencilla: lo mejor es utilizar un lenguaje que sea sencillo y simple, evitando el uso de palabras de que tengan un carácter culto o que puedan malas interpretaciones o que puedan causar cierta confusión.
  • Breve y directa: en una carta formal no tienes que extender el texto o comenzar a hablar de temas poco relevantes. Es muy importante que la carta formal sea corta y directa, sin parecer brusco en ningún momento.
  • No olvides corregirla: no la escribas y la envíes sin antes haberla leído completa y comprobar que no hay ningún error de ortografía o gramatical en la carta, así como el uso de expresiones despectivas.
  • Educación: dentro de una carta formal es realmente importante que siempre haya ciertos modales y buena educación al momento de comunicarse.

Teniendo esos puntos en mente deberías poder mejorar notablemente la calidad de tu carta.

Cómo hacer la despedida de una carta formal

Para terminar la carta de una forma correcta es importante saber cómo despedirse en una carta formal, ya que, junto a la firma, la despedida en una carta formal es lo que le da el cierre. De la misma forma que como ocurre con el resto de la carta, en la despedida se debe de seguir cierto protocolo para que la despedida quede de acuerdo a la posición en la que está el destinatario, menos en casos de que haya una relación de amistad, respeto o que sea familia.

El cierre de la carta tiene que hacerse de acuerdo al tema que se trató a lo largo de la carta, ya que es un buen momento para resaltar un aspecto por última vez. Es decir, puedes reiterar que escuchen idea/propuesta, puedes reconocer afectos o expresar algo a la persona a la que se le dirigió la carta.

Debido a que se trata de la última parte de la carta, también sirve para dejar la última impresión con la que se quedará la persona que leyó la carta.

En pocas palabras, en muchas ocasiones cuando la despedida no se hace correctamente, aumenta notablemente la posibilidad de que la carta no cumpla con el objetivo que se propuso al inicio y del que se habló en la carta. Al contrario, cuando la exposición del objetivo no fue muy buena, pero si lo fue la despedida, es posible que esto mejore la consideración y que se analice más a fondo la propuesta.

La firma debe de formar parte de la despedida o cierre de una carta, siendo vista como un elemento personal o identificativo. Puede ser considerado como un sello de autenticidad, por lo que es recomendable que la hagas idéntica a la firma de tu identificación o la firma que has mostrado en otros documentos.

Es de suma importancia que la despedida sea clara y sencilla, pudiendo distinguirse claramente tu nombre completo. Parte de su función es dejar clara la autoría de la carta, por lo que una firma complicada o que sea fácil de entender puede mostrar un lado negativo.

OTRAS PLANTILLAS

  • Ejemplo 1
  • Ejemplo 2
  • Ejemplo 3